sábado, 10 de diciembre de 2011

LAS HADAS Y LOS ARBOLES...

Muchos poemas hablan de la belleza y de la maravilla de los árboles. Hay muchos árboles que son guarida de las hadas.
Nos inspiran creatividad y nos evocan una sensación de paz y de asombro.

Los árboles, que desde siempre han sido vitales para nuestra supervivencia, encarnan los misterios de la vida y de la muerte.
Con las raíces en la tierra, los troncos por encima y las ramas en el cielo, los árboles suelen ser simbólicos.
En los viejos tiempos, los sacerdotes mágicos llamados chamanes viajaban al mundo de los espíritus para obtener información y para luchar por su tribu en las batallas, y los árboles representaban un mapa de los mundos sutiles.
Sus raíces están en el inframundo de los espíritus ancestrales, sus troncos en el mundo del medio, que incluye a los espíritus y las hadas, y sus ramas están en el mundo de arriba, que es el mundo de los dioses y los Ángeles.
Los árboles  son seres individuales, profundamente sabios.
Cada árbol constituye un portal hacia el otro mundo y representa un hogar para muchas 
hadas, además del espíritu particular del árbol, que recibe el nombre de Driada.


La forma más fácil de acercarse al otro mundo es a través de un árbol. Hazlo donde puedas y comprobaras que tu intuición se fomenta sutilmente y que te haces consciente de otros niveles de la realidad.
Sin embargo, en general hay que precaverse de los árboles de las hadas porque están ferozmente protegidos. Como ocurre con todas las cosas feericas, se han de recibir los beneficios con precaución.

Fuente: Recopilado en la Red.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada